De un socialista argentino a un socialista español (Ariel Basteiro)

Sec. Gral. del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), cro. Alfredo Pérez
Rubalcaba:
Me atrevo a escribirle en virtud de la hermandad histórica que une a
españoles y argentinos, desde que les abriéramos las puertas de nuestro país
a sus ciudadanos exiliados por causas económicas o políticas, desde los
muchos argentinos que dieron sus vidas en las Brigadas Internacionales
durante la guerra civil. Al mismo tiempo, me dirijo a Ud. basado en la
confianza que nos da reconocernos como socialistas, de haber participado
juntos en más de una oportunidad en los congresos internacionales de
nuestras fuerzas, también como tributarios de un conjunto de ideas que
superan las fronteras, que unen a aquellos hombres y mujeres de cualquier
latitud que luchan contra la desigualdad, contra la opresión y contra la
injusticia.
Me duele como argentino y como socialista que ustedes, socialistas
españoles, se hayan pronunciado a favor de Repsol, empresa depredadora y
multinacional, como así también su apoyo al gobierno del Partido Popular,
que hoy sólo les ofrece menos educación, menos salud, menos seguridad
social como salida a la crisis, y a cambio sólo les ofrece endeudamiento,
recesión y represión.
Me cuesta tanto entenderlo que me tienta hablarles de “vosotros”, en lugar del
más argentino “ustedes”, como si ello pudiera allanar el entendimiento. Me
tienta preguntaros en qué momento vosotros, socialistas españoles, han
creído que vuestras banderas debían plegarse a las de gobiernos
antipopulares o a las de empresas que expolian economías en desarrollo.
Quizá ustedes, socialistas españoles, no sepan que desde que Repsol tomó
el control de nuestra empresa de hidrocarburos, la producción cayó de
manera vertiginosa, al igual que las reservas, poniendo en riesgo severo el
desarrollo de nuestro país. Que distribuyó una enorme parte de las
multimillonarias ganancias obtenidas, sin una política de reinversión de
utilidades, explotando irresponsablemente los pozos descubiertos gracias a
las inversiones hechas por nuestra YPF mientras era estatal.
Y a lo mejor tampoco sepan que aquí, en Argentina, existe un gobierno que
ha transformado nuestro país, sacándonos de la oscura noche neoliberal, que
por cierto ya posa sus nefastas garras sobre vuestro pueblo. Que ese
gobierno ha sido apoyado por el 54% de los argentinos y las argentinas,
legitimando lo hecho hasta aquí y dando fuerza para seguir creciendo, seguir
generando empleo, reduciendo la pobreza, expandiendo la cobertura
previsional, universalizando la Asignación por Hijo, mejorando la educación y
la salud públicas, desendeudando al país para que este sea verdaderamente
soberano.
En el marco de estas medidas, esta no es la primera vez que el gobierno
interviene en un área estratégica que se encontraba en manos privadas. Pasó
con el correo, pasó con el agua. Y puntualmente ocurrió con Aerolíneas
Argentinas, cuya privatización fue un oprobio. Me tocó defender nuestra
aerolínea de bandera como dirigente sindical y luego como diputado hasta
que, en 2009, tuve el orgullo de votar en el Parlamento su nacionalización. En
ese caso, tal como en el de YPF, se trataba de un área de interés público que
estaba siendo explotada irresponsablemente por manos privadas, con un
criterio meramente mercantil y sin ningún vínculo con las necesidades del
país. Fíjese, cro. Rubalcaba, que en aquel entonces los dueños también eran
españoles, y fueron condenados por vuestra justicia –y no nuestra– por
fraude y prácticas indebidas.
Nosotros, los socialistas argentinos, apoyamos este proyecto que le está
devolviendo la dignidad a la Argentina tomando medidas que ustedes,
mientras fueron gobierno, no tuvieron el coraje de adoptar. Y sabemos que
recuperar el dominio sobre un recurso tan estratégico como los hidrocarburos
es fundamental para poder seguir impulsándolo. Sabemos que mientras estos
recursos estén en manos de empresarios que sólo persiguen la ganancia a
cualquier precio, el interés público estará de rodillas ante el interés del
mercado. Y sabemos –porque lo hemos sufrido– que cuando eso ocurre no
es un gobierno o la clase política la que más lo siente, sino los trabajadores,
los estudiantes, los pobres. Aquellos a quienes nosotros, socialistas, decimos
defender.
Por eso lo llamamos a rever la repudiable decisión de poner las banderas
socialistas al servicio de Repsol y del PP. A imitar el ejemplo de los
compañeros de Izquierda Unida, que han impugnado el accionar de esos
neoliberales trasnochados. Y a ponerse del lado del pueblo, que es el lugar
del socialismo.

Anuncios

Acerca de carlosfernandezaagaard

Docente, interesado en temas sociales
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a De un socialista argentino a un socialista español (Ariel Basteiro)

  1. Maria Pilar Gutierrez dijo:

    SIEMPRE HE ESTADO DE ACUERDO CON ARGENTINA. CREO QUE TANTO RUBALCABA COMO RAJOY DEBEN TENER FUERTES PAQUETES DE ACCIONES DE REPSOL, O BIEN COMPROMETIDOS SALARIOS DE DOSCIENTOS MIL EUROS ANUALES COMO ASESORES CUANDO DEJEN LA POLITICA, COMO FELIPE GONZALEZ, AZNAR Y TODOS.

  2. Eso mismo había pensado yo… No veo si no, cómo pueden encarar la defensa de lo indefendible. De una multinacional sin alma y sin moral, cuyo único fin ha sido la ganancia económica sin respetar las normas, en un proceso puramente expoliatorio. El mal que Repsol ha causado en la Argentina, no podría pagarlo ni siquiera indemnizando al estado nacional argentino con todo lo ganado.

  3. Lucía Santos dijo:

    Cuando llegó al poder Felipe González, lo celebré por todo lo alto. Soy socialista dese que nací. Ahora siento VEGÜENZA AJENA por el Socialismo actual. Nada que ver. Rubalcaba es un “chaquetero”, Felipe fué un fraude y no nombro al resto de gobernantes que hemos tenido desde que murió el GRAN DICTADOR en 1975, hasta aquí, no ha habido ni hay Democracia. Estamos viviendo aquello de ATADO Y BIEN ATADO. Estamos en plena DICTADURA DE EXTREMA DERECHA. Estamos hartos de esta pesadilla que nos está dejando indefensos. ¿Cuándo despertaremos de ella? y, sobre todo, ¿cómo? Porque esto parece la leyenda de Robin Hood pero al revés: estos “delincuentes que MANDAN (NO GOBIERNAN”, roban a los pobres para enriquecer, aún más, a los ricos. Eso es lo que hay.
    Al menos así lo veo yo, que no soy sino alguien del Pueblo que ha perdido la Soberanía que nos pertenece. Nos la han robado.

  4. Lo peor del caso es que el caso del PSOE no es único. La enorme mayoría de los partidos ex-socialistas del mundo, son la cara de izquierda de los planes neoliberales. El Partido Socialista Argentino, por ejemplo, está en los hechos enfrentado al actual gobierno, al que califican como “populista”, pero por la derecha. Apoyan en los hechos a los grandes terratenientes y a los grupos concentrados de poder. El caso del diputado Basteiro, es algo diferente. Es uno de los que sigue haciendo valer las banderas del verdadero socialismo

  5. ignasi orobitg gene dijo:

    Suerte has tenido de tener cerca un ejemplo noble en el socialismo de Salvador Allende.
    Aqui,vislumbramos la luz socialista en la época de Tierno Galvan.Sus alumnos no entendieron que es ser socialista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s