CONVOCATORIA

Los datos entre paréntesis ( ) están por precisar

CONVOCATORIA A  ASAMBLEA POPULAR MULTITUDINARIA COMO CONFORMADORA DE LA SOBERANA ASAMBLEA GENERAL CONSTITUYENTE.
Fundamentos: Consideramos que este Gobierno ha perdido toda legitimidad democrática porque ha incumplido su programa y sus promesas electorales. Ha traicionado a sus votantes y al pueblo en general en su ataque a los derechos más básicos, sanidad, educación, ha provocado un empobrecimiento general de la población consecuencia de las medidas económicas que ha ido adoptando, las cuales sólo favorecen a los sectores pudientes y especuladores de la gran patronal y del ámbito financiero internacional, en detrimento del resto de la Sociedad Civil.
El abandono a su suerte de todo un país escenificado en sus ataques a la ley de dependencia, a las prestaciones de desempleo y a los subsidios de último recurso. El hundimiento de numerosas industrias y comercios de origen nacional, la elevación de la cota de desocupación a niveles insostenibles y el caos generalizado que estas medidas gubernamentales están provocando en el tejido social. El uso de la represión policial como herramienta disuasoria ante la movilización creciente de la sociedad. Son todos ellos motivos más que suficientes para la rebelión social.
Se hace indispensable, no ya un simple cambio de Gobierno o el retoque superficial de algunas leyes, sino la apertura de un amplio debate que lleve a la formulación de una nueva Constitución que recoja el espíritu y los deseos de una población que ya no se siente representada por las instituciones actuales. Este nuevo texto debería y podría posicionarse a la vanguardia mundial en cuanto a democracia se refiere, otorgando mecanismos democráticos inéditos y superiores que impidan que los gobiernos puedan actuar en contra de los intereses de la población en su conjunto.

Legitimidad de la Convocatoria: En toda democracia, el poder reside en el Pueblo. Cuando suceden hechos que afectan gravemente a su conjunto, éste se encuentra legitimado para actuar en defensa propia, dotándose de las herramientas legales y jurídicas necesarias para lograr los cambios, tales son, nueva Constitución y nuevas leyes, nuevo Gobierno o sistema de gobierno. Todo aquello, en definitiva, que se requiera cambiar de la estructura socio-económica y jurídica para restablecer la armonía social. Nos amparamos, pues, en los derechos de reunión para fines lícitos tal y como ampara la actual Constitución.

Quiénes convocamos: Los convocantes, si bien pertenecemos a diferentes colectivos ciudadanos, no pretendemos considerarnos los representantes legítimos de la población en su conjunto, por ello convocamos y solicitamos a los distintos sectores de la ciudadanía española a designar representantes de cada sector social para asistir a una Asamblea Popular Multitudinaria, que debería realizarse en un recinto adecuado, (podría ser un estadio de fútbol) que permita elegir, de entre ellos, o desde ellos, a sus legítimos representantes: los Delegados Generales a una Soberana Asamblea General Constituyente, donde los pueblos que conforman el Estado Español, puedan diseñar su propio destino.

De los convocados: Para asegurar la representatividad de esta Convocatoria

1. Llamamos en primer lugar a    todos los sindicatos de trabajadores de cada autonomía, a elegir, en asambleas libres de trabajadores, sus delegados, por considerar que el trabajo es la base de toda riqueza y prosperidad. Para mejor representatividad democrática, la cantidad de delegados se establecerá de acuerdo al número de afiliados que cada sindicato represente, aconsejando incluir miembros de las diferentes actividades.

2. Convocamos asimismo a las asociaciones profesionales con más de un mil afiliados por cada comunidad autónoma, a designar sus Delegados. (profesionales de la salud, de la Educación en sus tres niveles, de Abogados, de la Magistratura, de Empleados Judiciales, de Periodismo, de las diferentes ramas de las Ciencias Económicas, de la Ingeniería y Arquitectura, Informática, Electricidad y Electrónica, Investigación en las diversas áreas) y etc. (a completar)

3. Convocamos a las asociaciones de Autónomos, PYMES y Empresarios a enviarnos sus representantes, a razón de ( ) por Comunidad Autónoma.

4. También convocamos a enviar delegados al movimiento cooperativo, rural y urbano, a razón de ( ) hasta ( ) de acuerdo a la importancia del Movimiento cooperativo, en cada Comunidad Autónoma.

5. A las asociaciones de Parados, de Desahuciados, de Minusválidos y Dependientes, de Pensionistas.

6. A las Asociaciones deportivas y culturales.

7. Esta convocatoria se extiende igualmente a las asociaciones profesionales y/o sindicatos que agrupan a la Policía, la Guardia Civil y los diferentes cuerpos de las Fuerzas Armadas, a quienes consideramos integrantes del Pueblo y que son parte integrante de nuestra Constitución.

8. El resto de los delegados, en número no inferior al cincuenta por ciento (50%), ya que incluyen a diferentes colectivos y representan a los sectores más numerosos de     la Sociedad Civil, saldrá de las Asambleas Ciudadanas como representantes de la ciudadanía en general y del resto de sectores sociales.

De los Delegados a la Asamblea Popular Multitudinaria:

1. Deberán ser españoles nativos o nacionalizados, debidamente acreditados.

2. Deberán ser personas cuya honestidad no pueda ser puesta en duda por el conjunto de los asambleístas, a cuyo efecto la Asamblea dará lectura a los correspondientes listados, y por simple voto a mano alzada decidirá la procedencia o no de su inclusión, en caso de ser recurrido por     otro de los asambleístas con el apoyo de diez (10) o más asambleístas, pudiendo el organismo del cual procede, nombrar a un nuevo representante que lo reemplace.

3. Deberán estar debidamente acreditados por los Organismos o Asambleas de los cuales procedan, y concurrir con la debida acreditación y dos (2) fotocopias simples de la misma, las cuales serán entregadas a los organizadores para su control.

4. Los Delegados designados como suplentes deberán asimismo portar sus acreditaciones, en las que deberá figurar el nombre del Delegado al cual, por imposibilidad o decisión de esta Asamblea, deberá sustituir, en las mismas condiciones que el Titular.

5. Los Delegados Suplentes no podrán ingresar a la Asamblea, salvo ausencia comprobada del Delegado Titular o decisión de la Asamblea de no aceptar la presencia del mismo, y estar sometido a las mismas decisiones asamblearias que el Titular.

De las funciones de la Asamblea Popular Multitudinaria:

1. Aprobación o no de la representatividad de cada Delegado Titular o Suplente de acuerdo al punto 2 del párrafo anterior (De los Delegados a la Asamblea Popular Multitudinaria)

2. Designación de los Asambleístas a la Soberana Asamblea General Constituyente. Deberá designar por voto simple a mano alzada a los doscientos Asambleístas (200), o número mayor que en lo posible no exceda los trescientos (300), para su mejor funcionamiento, teniendo en cuenta la población de cada Comunidad autónoma, en proporción al total de la población española, más uno (1) por fracción no menor del 50%. La cantidad de representantes a designar por Comunidad de acuerdo al último censo poblacional, se dará a conocer con la debida anticipación, a los efectos de mejor organización. La Asamblea Popular Multitudinaria podrá optar por designar suplentes en cada caso, suplentes generales, o por permitir que cada designado lo haga en su lugar.

3. La designación de     representantes a la Suprema Asamblea General Constituyente se     realizará asimismo por los criterios que fije la Asamblea Popular     Multitudinaria, tales cuales pueden ser: proporcionalidad por     Comunidad Autónoma, representatividad poblacional, valorización     de la importancia social de los designados, presencia o no del mismo     en esta Asamblea Popular Multitudinaria, etc. siendo esta Asamblea     Popular Multitudinaria Soberana al efecto.

De la Soberana Asamblea General Constituyente

1. Deberá reunirse en Madrid o lugar a designar, dentro de las cuarenta y ocho horas (48 Hs.) de finalizada la Asamblea Popular Multitudinaria, y en su carácter Soberano, como legítimo representante de los Pueblos que componen el Estado Español, a los efectos de:
1. Designar un Gobierno Provisional para en caso de acefalía del Gobierno Central, con el propósito de reemplazar al mismo.
2. Otorgar o no a este Gobierno Provisional, en caso de hacerse cargo del Gobierno Central, de las prerrogativas que juzgue conveniente, tales como proclamar decretos con carácter de Ley, suspender o no leyes o decretos, sentencias judiciales, acordadas, acuerdos internacionales o cualquier tipo de actos existentes que lesionaren o hayan lesionado notablemente a la Ciudadanía, así como sustituir funcionarios de cualquier tipo, orden y categoría, y designar reemplazantes, ad referendum de lo que decida en su momento el nuevo Gobierno Constitucional designado en las urnas por los nuevos procedimientos de la nueva Constitución a elaborar.
3. Decretará la disolución de las Cortes hasta nuevo llamado a Elecciones Generales, asumiendo provisionalmente el Poder Legislativo, o delegando en el Gobierno Provisional estas funciones.
4. Redactar una nueva Constitución de los Pueblos que componen el Estado Español, entendiendo la premura con que debe realizar su cometido.
5. El Gobierno Central Provisional llamará referéndum constitucional, tras lo cual promulgará la Nueva Constitución, llamando a Elecciones Generales, Autonómicas y Municipales, en un plazo razonable, que no podrá extenderse a más de sesenta (60) días a partir de la promulgación de la Nueva Constitución Española.
6. Elaborará una nueva Ley Electoral para estas Elecciones Generales, y que podrá ser modificada o no por las nuevas Cortes que salgan de esta Elección, para futuros procesos electorales.
7. Los miembros de la Suprema Asamblea General Constituyente estarán habilitados asimismo, a partir de la promulgación de la Nueva Constitución Española, a participar como candidatos en las Elecciones Generales, Municipales y Autonómicas.
8. Funcionará como último tribunal electoral en la convocatoria a Elecciones Generales, Autonómicas y Municipales, pudiendo designar funcionarios, o habilitando al Gobierno Central a hacerlo, para colaborar en el proceso electoral.
9. Cumplidos sus objetivos, procederá a su autodisolución.

Publicado en Uncategorized | 5 comentarios

La encuesta de “Público” y la realidad española

Para “La voz Muda”

Estimado compañero:

Antes que nada, coincido en general con tus puntos de vista. Lo de la encuesta vino así: Está originada en el diario “Público” y al momento de recibirla contaba apenas 20 o 30 participantes, no recuerdo exacto. Al día siguiente apenas se había movido. Por considerarla una buena oportunidad para medir la profundidad del descontento, decidí reenviarla y pasé gran parte de la noche compartiéndola, uno por uno, con unos 500 contactos de todo el Estado Español.

El resultado fue que al cabo de un par de días se contabilizaban más de 2000 participantes. Teniendo en cuenta que gran parte de mis contactos y los contactos de mis contactos corresponde a gente que sustenta posiciones de izquierda, (o al menos progresistas), quizá el resultado resulte sobredimensionado en esa misma dirección. Aún con esa salvedad, el desprestigio de la derecha se hace patente, en un PP que no llega a un 5% de intención de voto.

Interesante también el descenso de voto del PSOE, ocupando el penúltimo lugar y al cual, desde mi punto de vista, los consultados co-responsabilizan, y no sin sobrados motivos, de la debacle actual.

El partido de Rosa Díez, superando por escaso margen al PSOE contabiliza a su favor una parte importante de ese descontento, lo que no deja de formar parte de la ilusión de la gente que considera honestamente en que con un simple cambio de gobierno, las cosas pudieran mejorar.

Pero vamos a los dos elementos más dinámicos: 1) El crecimiento del prestigio de IU, que contabiliza aproximadamente el 50% de los encuestados y 2) El voto a “ninguno”, que si fuera un partido político resultaría nada menos que la segunda fuerza, las que merecen un análisis separado.

Son sin duda los planteos de los parlamentarios de IU oponiéndose a los recortes lo que los transforman en los nuevos quijotes de esta esta etapa de movilizaciones. A pesar que muchos tenemos nuestras serias y fundadas salvedades. Su participación en co-gobiernos con los propios causantes de esta crisis económica, social y política es una de ellas. Yo agregaría que su inmovilismo en los años de “vacas gordas” es naturalmente otra, no menos ponderable. Y aunque no son las únicas, no voy a abundar más por ahora. Planteas correctamente que los compañeros de IU DEBEN DEMOSTRAR, fuera de lo simplemente aclamatorio, su voluntad real de realizar cambios de fondo. Como podría ser el impulso desde asambleas populares a una constituyente que deslegitime en los hechos el actual régimen político, y permita la creación de un Estado social, republicano y verdaderamente democrático, donde las grandes decisiones se tomen por referéndum, u otros mecanismos que reemplacen al simple “Me votaron y ahora SE JODEN”. El otro elemento importante, son los que no votarían “a ninguno” Un conjunto variopinto, donde campan los partidos autonómicos de diversas ideologías, los que simplemente descreen de todos los partidos políticos, los indecisos y los que con mucha más precisión proponen otro modelo de democracia, más asambleario y más cercano a los deseos y necesidades del conjunto de la población.

Pero vamos a lo que nos interesa. Esta es sólo una encuesta, que nos permite situarnos en una nueva realidad política y que sirve, con las debidas limitaciones, para el análisis político y sociológico. El ejemplo de Irlanda ha servido, como lo fue el Gobierno de Kerenski en la Rusia de 1916/17, y salvando la enorme distancia en muchos aspectos entre ambas circunstancias, para demostrar la inestabilidad de un proceso donde la confrontación entre las fuerzas reales en pugna dieron finalmente resultados muy distintos de los que a priori se suponían. Ambos procesos (Irlanda y la Rusia pre-soviética) nos dejan, sin embargo, enseñanzas similares. En ambos casos se pretendió, con un gobierno menos duro, seguir mareando la perdiz. Pero la gente fue haciendo su aprendizaje y ambos fueron derrotados por la movilización popular. Y hasta ahí las similitudes.

Creo necesario permitir y colaborar, en que las enormes masas que se sumaron a este proceso pre-revolucionario que se está dando en todo el Estado Español, realicen su propio aprendizaje y saquen sus propias conclusiones. No podrán realizarse reformas profundas en el Estado si ese proceso no se lleva a cabo. Y debemos reconocer que la ilusión en los sistemas de gobierno tradicionales, aunque no ya tanto el bipartidismo, aún constituyen las ideas directrices de las grandes mayorías descontentas. Me resulta obvio que tanto tú como yo deseamos un cambio profundo en las estructuras sociales, que vayan más lejos que un simple cambio de gobierno. Pero considero que, si deseamos de verdad que ese cambio se produzca, tenemos que tener en claro hacia adonde queremos dirigirnos, qué vamos a hacer hoy por ello, pero también qué es lo que sigue entre medio. Es decir, elaborar un programa ampliamente democrático, participativo y proponer en las asambleas, fundamentalmente, cómo vemos nosotros que deberíamos continuar la película. Pero sin olvidar que los principales protagonistas, son las fuerzas en pugna.

Es decir, olvidarnos de pretender hacer por la gente lo que la gente debe hacer por sí misma. Bastante daño ya han hecho en la Historia de las revoluciones en pos de una mayor democracia, las minorías “esclarecidas” como para que caigamos en el mismo error. Mucho más útiles han resultado en cambio aquellos que, proponiéndoselo o no, han sabido, con tacto y con prudencia, ayudar a encontrar el camino que ha conducido a los grandes cambios. Los ejemplos huelgan.

Nuestra herramienta más importante debe ser la tarea de agitación y propaganda para mantener el estado de movilización que permita lograr los cambios deseados. Pero en esa tarea no olvidar jamás otra herramienta fundamental: el termómetro. Debemos ser capaces en todo momento de evaluar cual es el estado de consciencia y de fuerza real de las partes en pugna, sin dejarnos llevar por el impresionismo.

Saber interpretar el descontento y hasta dónde y cómo la gente está dispuesta a luchar, (así como evaluar correctamente la relación de fuerzas que se les oponen) es fundamental para contribuir en la tarea de darle los cauces adecuados a cada momento. De lo contrario fracasaremos.

Hoy por hoy, a mi modesto entender, este proceso no ha pasado del estado de movilización masiva y pacífica, con algunas escasas escaramuzas.

La concreción de un doble poder, donde el pueblo sea quien proponga y discuta soluciones y acciones, votadas en asambleas con el más absoluto respeto a la democracia directa, así como la activa participación en las movilizaciones y las huelgas son el próximo paso en que debemos colaborar y que a la vez nos servirá para ir constatando y la temperatura, y contribuyendo paso a paso en la tarea de orientación.

Si los que hoy son amos del poder político fueran cediendo, serán conquistas de la movilización. Si endurecen su posición con medidas diversas, ambos poderes se enfrentarán, y allí tendremos otra realidad, que habrá que analizar y evaluar en su momento.

Pero sobre todo, y lo he dejado para el final por ser lo más importante, no debemos olvidar nunca que Rajoy es sólo una marioneta de los verdaderos amos, el capital financiero, que no tiene patria ni moral. Y eso hay que repetirlo hasta el cansancio, no para exculpar a sus lacayos, sino para saber a quienes combatimos. Es decir que no debemos limitarnos a los órganos que componen el poder político, sino simultáneamente dirigir nuestros esfuerzos contra el poder económico y sus representantes locales: los bancos. Plantear la auditoría popular de la deuda, sin exclusiones, invitando a los indecisos a participar y exponer sus dudas y plantear allí la necesidad de exigir una moratoria inmediata tanto en los rescates como en los recortes para que a nadie le quepa la menor duda que se trata simplemente de una estafa billonaria que saldrá de sus bolsillos, sin excesivas declamaciones pero con las pruebas al canto.

Me tomo la libertad de reproducir en otros foros este documento, así como tu carta, que espero sean útiles para el conjunto de la ciudadanía española.

En el deseo que este pequeño aporte sirva a la causa común de una mayor equidad y justicia social, vaya para tí un abrazo extensivo a todos los compañeros en lucha.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

CONVOCATORIA A ASAMBLEA POPULAR MULTITUDINARIA COMO CONFORMADORA DE LA SOBERANA ASAMBLEA GENERAL CONSTITUYENTE.

Los datos entre paréntesis ( ) están por precisar

MULTITUDINARIA COMO CONFORMADORA DE LA SOBERANA ASAMBLEA GENERAL CONSTITUYENTE.
Fundamentos: Consideramos que este Gobierno ha perdido toda legitimidad democrática porque ha incumplido su programa y sus promesas electorales. Ha traicionado a sus votantes y al pueblo en general en su ataque a los derechos más básicos, sanidad, educación, ha provocado un empobrecimiento general de la población consecuencia de las medidas económicas que ha ido adoptando, las cuales sólo favorecen a los sectores pudientes y especuladores de la gran patronal y del ámbito financiero internacional, en detrimento del resto de la Sociedad Civil.
El abandono a su suerte de todo un país escenificado en sus ataques a la ley de dependencia, a las prestaciones de desempleo y a los subsidios de último recurso. El hundimiento de numerosas industrias y comercios de origen nacional, la elevación de la cota de desocupación a niveles insostenibles y el caos generalizado que estas medidas gubernamentales están provocando en el tejido social. El uso de la represión policial como herramienta disuasoria ante la movilización creciente de la sociedad. Son todos ellos motivos más que suficientes para la rebelión social.
Se hace indispensable, no ya un simple cambio de Gobierno o el retoque superficial de algunas leyes, sino la apertura de un amplio debate que lleve a la formulación de una nueva Constitución que recoja el espíritu y los deseos de una población que ya no se siente representada por las instituciones actuales. Este nuevo texto debería y podría posicionarse a la vanguardia mundial en cuanto a democracia se refiere, otorgando mecanismos democráticos inéditos y superiores que impidan que los gobiernos puedan actuar en contra de los intereses de la población en su conjunto.

Legitimidad de la Convocatoria: En toda democracia, el poder reside en el Pueblo. Cuando suceden hechos que afectan gravemente a su conjunto, éste se encuentra legitimado para actuar en defensa propia, dotándose de las herramientas legales y jurídicas necesarias para lograr los cambios, tales son, nueva Constitución y nuevas leyes, nuevo Gobierno o sistema de gobierno. Todo aquello, en definitiva, que se requiera cambiar de la estructura socio-económica y jurídica para restablecer la armonía social. Nos amparamos, pues, en los derechos de reunión para fines lícitos tal y como ampara la actual Constitución.

Quiénes convocamos: Los convocantes, si bien pertenecemos a diferentes colectivos ciudadanos, no pretendemos considerarnos los representantes legítimos de la población en su conjunto, por ello convocamos y solicitamos a los distintos sectores de la ciudadanía española a designar representantes de cada sector social para asistir a una Asamblea Popular Multitudinaria, que debería realizarse en un recinto adecuado, (podría ser un estadio de fútbol) que permita elegir, de entre ellos, o desde ellos, a sus legítimos representantes: los Delegados Generales a una Soberana Asamblea General Constituyente, donde los pueblos que conforman el Estado Español, puedan diseñar su propio destino.

De los convocados: Para asegurar la representatividad de esta Convocatoria

1. Llamamos en primer lugar a    todos los sindicatos de trabajadores de cada autonomía, a elegir, en asambleas libres de trabajadores, sus delegados, por considerar que el trabajo es la base de toda riqueza y prosperidad. Para mejor representatividad democrática, la cantidad de delegados se establecerá de acuerdo al número de afiliados que cada sindicato represente, aconsejando incluir miembros de las diferentes actividades.

2. Convocamos asimismo a las asociaciones profesionales con más de un mil afiliados por cada comunidad autónoma, a designar sus Delegados. (profesionales de la salud, de la Educación en sus tres niveles, de Abogados, de la Magistratura, de Empleados Judiciales, de Periodismo, de las diferentes ramas de las Ciencias Económicas, de la Ingeniería y Arquitectura, Informática, Electricidad y Electrónica, Investigación en las diversas áreas) y etc. (a completar)

3. Convocamos a las asociaciones de Autónomos, PYMES y Empresarios a enviarnos sus representantes, a razón de ( ) por Comunidad Autónoma.

4. También convocamos a enviar delegados al movimiento cooperativo, rural y urbano, a razón de ( ) hasta ( ) de acuerdo a la importancia del Movimiento cooperativo, en cada Comunidad Autónoma.

5. A las asociaciones de Parados, de Desahuciados, de Minusválidos y Dependientes, de Pensionistas.

6. A las Asociaciones deportivas y culturales.

7. Esta convocatoria se extiende igualmente a las asociaciones profesionales y/o sindicatos que agrupan a la Policía, la Guardia Civil y los diferentes cuerpos de las Fuerzas Armadas, a quienes consideramos integrantes del Pueblo y que son parte integrante de nuestra Constitución.

8. El resto de los delegados, en número no inferior al cincuenta por ciento (50%), ya que incluyen a diferentes colectivos y representan a los sectores más numerosos de     la Sociedad Civil, saldrá de las Asambleas Ciudadanas como representantes de la ciudadanía en general y del resto de sectores sociales.

De los Delegados a la Asamblea Popular Multitudinaria:

1. Deberán ser españoles nativos o nacionalizados, debidamente acreditados.

2. Deberán ser personas cuya honestidad no pueda ser puesta en duda por el conjunto de los asambleístas, a cuyo efecto la Asamblea dará lectura a los correspondientes listados, y por simple voto a mano alzada decidirá la procedencia o no de su inclusión, en caso de ser recurrido por     otro de los asambleístas con el apoyo de diez (10) o más asambleístas, pudiendo el organismo del cual procede, nombrar a un nuevo representante que lo reemplace.

3. Deberán estar debidamente acreditados por los Organismos o Asambleas de los cuales procedan, y concurrir con la debida acreditación y dos (2) fotocopias simples de la misma, las cuales serán entregadas a los organizadores para su control.

4. Los Delegados designados como suplentes deberán asimismo portar sus acreditaciones, en las que deberá figurar el nombre del Delegado al cual, por imposibilidad o decisión de esta Asamblea, deberá sustituir, en las mismas condiciones que el Titular.

5. Los Delegados Suplentes no podrán ingresar a la Asamblea, salvo ausencia comprobada del Delegado Titular o decisión de la Asamblea de no aceptar la presencia del mismo, y estar sometido a las mismas decisiones asamblearias que el Titular.

De las funciones de la Asamblea Popular Multitudinaria:

1. Aprobación o no de la representatividad de cada Delegado Titular o Suplente de acuerdo al punto 2 del párrafo anterior (De los Delegados a la Asamblea Popular Multitudinaria)

2. Designación de los Asambleístas a la Soberana Asamblea General Constituyente. Deberá designar por voto simple a mano alzada a los doscientos Asambleístas (200), o número mayor que en lo posible no exceda los trescientos (300), para su mejor funcionamiento, teniendo en cuenta la población de cada Comunidad autónoma, en proporción al total de la población española, más uno (1) por fracción no menor del 50%. La cantidad de representantes a designar por Comunidad de acuerdo al último censo poblacional, se dará a conocer con la debida anticipación, a los efectos de mejor organización. La Asamblea Popular Multitudinaria podrá optar por designar suplentes en cada caso, suplentes generales, o por permitir que cada designado lo haga en su lugar.

3. La designación de     representantes a la Suprema Asamblea General Constituyente se     realizará asimismo por los criterios que fije la Asamblea Popular     Multitudinaria, tales cuales pueden ser: proporcionalidad por     Comunidad Autónoma, representatividad poblacional, valorización     de la importancia social de los designados, presencia o no del mismo     en esta Asamblea Popular Multitudinaria, etc. siendo esta Asamblea     Popular Multitudinaria Soberana al efecto.

De la Soberana Asamblea General Constituyente

1. Deberá reunirse en Madrid o lugar a designar, dentro de las cuarenta y ocho horas (48 Hs.) de finalizada la Asamblea Popular Multitudinaria, y en su carácter Soberano, como legítimo representante de los Pueblos que componen el Estado Español, a los efectos de:
1. Designar un Gobierno Provisional para en caso de acefalía del Gobierno Central, con el propósito de reemplazar al mismo.
2. Otorgar o no a este Gobierno Provisional, en caso de hacerse cargo del Gobierno Central, de las prerrogativas que juzgue conveniente, tales como proclamar decretos con carácter de Ley, suspender o no leyes o decretos, sentencias judiciales, acordadas, acuerdos internacionales o cualquier tipo de actos existentes que lesionaren o hayan lesionado notablemente a la Ciudadanía, así como sustituir funcionarios de cualquier tipo, orden y categoría, y designar reemplazantes, ad referendum de lo que decida en su momento el nuevo Gobierno Constitucional designado en las urnas por los nuevos procedimientos de la nueva Constitución a elaborar.
3. Decretará la disolución de las Cortes hasta nuevo llamado a Elecciones Generales, asumiendo provisionalmente el Poder Legislativo, o delegando en el Gobierno Provisional estas funciones.
4. Redactar una nueva Constitución de los Pueblos que componen el Estado Español, entendiendo la premura con que debe realizar su cometido.
5. El Gobierno Central Provisional llamará referéndum constitucional, tras lo cual promulgará la Nueva Constitución, llamando a Elecciones Generales, Autonómicas y Municipales, en un plazo razonable, que no podrá extenderse a más de sesenta (60) días a partir de la promulgación de la Nueva Constitución Española.
6. Elaborará una nueva Ley Electoral para estas Elecciones Generales, y que podrá ser modificada o no por las nuevas Cortes que salgan de esta Elección, para futuros procesos electorales.
7. Los miembros de la Suprema Asamblea General Constituyente estarán habilitados asimismo, a partir de la promulgación de la Nueva Constitución Española, a participar como candidatos en las Elecciones Generales, Municipales y Autonómicas.
8. Funcionará como último tribunal electoral en la convocatoria a Elecciones Generales, Autonómicas y Municipales, pudiendo designar funcionarios, o habilitando al Gobierno Central a hacerlo, para colaborar en el proceso electoral.
9. Cumplidos sus objetivos, procederá a su autodisolución.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

Proceso constituyente

Hay dos formas de armarlo:

  1. con asambleas populares por comunidad autónoma que elijan a sus delegados constituyentes o
  2. Con una asamblea popular a realizarse en Madrid o cercanías

La primera forma tiene la ventaja que los gastos son menores, pero representa en cambio una desventaja desde otros puntos de vista. a) al ser pocos los constituyentes por C. A., se empobrecería la elección de conjunto, y sería mayor la discusión por cuotas de poder de cada sector y b) no todas las C.A. tienen asambleas con el mismo poder de convocatoria, por lo que la composición de los constituyentes pudiera resultar bastante lejos de la óptima.

La segunda tiene la desventaja que se deberá conseguir un recinto grande y cerrado (lo ideal es un estadio de fútbol). Si conseguimos convencer a los sindicatos, no creo que eso sea un problema.

Deberíamos convocar a todos los sectores a una gran asamblea popular para designar a los constituyentes, en proporción a la población de cada C.A., y con representantes de los distintos sectores sociales, de modo de juntar entre 15 y 20 mil personas.

A incluir:

Representantes de los trabajadores, electos en elecciones democráticas en los diferentes gremios y regiones, procurando que estén representados todos los gremios numerosos.

Representantes de los gremios que no estuviesen nucleados en ningún sindicato

De los profesionales; de la salud, la educación en sus tres niveles, de la ingeniería y arquitectura, de las Ciencias Económicas, de las ciencias sociales.

Periodistas y comunicadores.

De los sindicatos y/o asociaciones profesionales de Policía, Guardia civil y Fuerzas Armadas

Del cooperativismo

De las Pymes.

De los parados.

De los empleados judiciales, los jueces, notarios, abogados.

De los autónomos, los pensionados, los estudiantes universitarios.

De los desalojados o que estén en camino de serlo.

De las asambleas populares de vecinos.

Etc.

Asignando un porcentaje razonable de cada uno de ellos, de acuerdo a su representatividad poblacional.

Por supuesto que los delegados deberán aportar acreditaciones: Pliegos de firmas de las actas por las cuales fueron electos en sus respectivas asambleas, lugares de trabajo, asociaciones, etc.

Los delegados deben ser personas que no se las pueda cuestionar moralmente.

Cuando se reúna la Gran Asamblea Popular, se leerán los nombres por comunidad autónoma, de 10 a 20 nombres por vez, para dar lugar a impugnaciones. Asambleísta que es impugnado por otro, con más de 10 apoyaturas, vota la asamblea su permanencia o no, y el sector afectado podrá ( o no) nombrar un sustituto.

Después se abre una lista de propuestos a la Constituyente, donde pueden anotarse presentes con un mínimo de 10 apoyos, por ejemplo, o ausentes, en las mismas condiciones.

Por votación a mano alzada, computable por comunidad en caso de duda, se eligen los constituyentes, hasta un número de entre 200 y 300, y atendiendo a que no quede afuera ningún sector implicado. Si algunos renunciaren a serlo, se escogerán los suplentes electos al efecto, por estricto orden.

Una vez nombrada la Soberana Asamblea Constituyente, ésta se reunirá en un plazo de un par de días para comenzar a sesionar, pero teniendo como primera tarea nombrar de entre ellos, o personas que sin ser constituyentes, sean idóneos y creíbles, un Gobierno Provisional de Transición, para que, en el caso de producirse un vacío de poder se haga cargo del Gobierno Central, asumiendo también las funciones, durante ese período, del Legislativo. La Suprema Asamblea General Constituyente Determinará las competencias de ese Gobierno provisional, cuales pueden ser dictar o suspender acuerdos internacionales, leyes, decretos, sentencias, acordadas, sustituir funcionarios y nombrar reemplazantes y todo acto que haga a su función.. La Suprema Asamblea podrá revocar mandatos, de ser necesario.

Las deliberaciones deberán resumirse diariamente para información de la población. Una vez terminado el borrador de la Nueva Constitución, se lo someterá a referéndum, y en un plazo razonable llamará a elecciones Generales. A partir de ese momento, la Suprema asamblea funcionará como tribunal electoral superior hasta terminado el comicio, pudiendo nombrar funcionarios auxiliares en esa tarea.

La pertenencia a la Suprema Asamblea no será incompatible para ser electo en un cargo electoral.

Una vez terminado el proceso electoral y asumidas las nuevas autoridades constitucionales, votadas con una nueva Ley Electoral, la Suprema Asamblea se autodisolverá.

Este es un resumen apretado, pero es un proyecto serio, que estoy dispuesto a defender porque:

  1. la experiencia islandesa significó tener que hacer dos revoluciones pacíficas, ya que el primer gobierno provisional traicionó la voluntad popular. Cualquiera de las dos puede salir mal. Aquí no tenemos ese problema porque estará bajo control de la Constituyente.
  2. Una vez en marcha la Constituyente, no caemos en el enorme riesgo que significa un vacío de poder, (que se presta para cualquier maniobra antipopular o incluso intentona golpista, teniendo ya un Gobierno Provisional armado.
  3. Mientras tanto, el darle lugar a todos, en aproximada proporción a su importancia como población y sector, nos garantiza no tener más oposición que el Gobierno, ya que todos van a querer estar para no perder su tajada de la tarta. Y eso es bueno.
  4. La reunión de la Asamblea Popular (pre constituyente) en un lugar cerrado y ordenado, amparándonos en la norma constitucional que reza “reunirse para fines útiles” hará muy difícil que un gobierno en crisis política como éste, intente desactivarla por la fuerza. Se jugarían todo a una carta que no podría frenar la indignación y las movilizaciones.
  5. Por una simple cuestión de aritmética y funcionamiento asambleario la Constituyente que salga de allí será fuertemente representativa, y las mayorías van a corresponder a mayorías reales: Amas de casa, trabajadores, parados, y las minorías estarán debidamente representadas: profesionales, funcionarios del Estado de las diversas ramas, empresarios, etc.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

OPEN LETTER TO ALL THE ARC OF ASSOCIATION

The leadership and co-nucleated in different unions
Dear colleagues:

It is not necessary at this stage, an assessment of the current economic situation
to realize that this government is leading us to a dead end where
ones who pay the piper for their blunders are workers, students,
patients, small traders, in short, the most vulnerable
society, while the wealthy, corrupt politicians and financial capital
International are the only beneficiaries of this plunder we do. Based on this
premise we consider it absolutely necessary to make a common front to end
these outrages.

We are a group of citizens united on the basis of our support for the initiative “takes
Congress “because, beyond ideology, it is necessary to recover the dignity
people and the rights lost in all these years of social dispossession under the guise of the crisis
also for decisive action towards a true democracy that engages
the people of the important decisions are now taken to his back. We believe
because this government is not legitimate as it has ripped even his own voters.
Therefore, as of September 25, is to surround the massive and peaceful
near the House of Representatives, until the government resigns.

We also support the proposed strike action by you, the trade unions,
that gather the vast majority of workers, as a first step in proving this
Government does not agree with their socio-economic policies.

We believe that this must be complemented with stronger and more forceful protests, such
as the one proposed as the basis for our platform. Unions could help
widely with those dates with a strike of 24 or 48 hours at least. Time
plays against us because the longer we delay the social response, more steps will
them in their neoliberal economic measures can cause us, if they are not
already doing, irreversible damage.

Our proposal is this: Congress and surround the camp in the vicinity
(Probably Paseo del Prado) until the resignation of the government and the call
early elections as soon as possible. The new provisional government resulting from
process should take over the country with the following conditions:

1. Open a constituent process calling all social sectors to the formation
an assembly for that purpose.

2. Meet the claims periodically probing civic citizenship
on the basic issues of government and on changes to the Constitution
that will be proposed in a participatory process that uses all means
technical reach.

3. To promote the trial of the real culprits of this crisis, banks have
defrauded citizens enriching and stimulating the housing bubble. That
becomes a moratorium on evictions until the adoption of a rescue plan
for families.

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

EL REPUBLICANISMO ESPAÑOL ANTE LA NUEVA SITUACIÓN ESPAÑOLA

Antes que nada, se hace necesario definir cuál es esa nueva situación.
En las décadas de los 70 y 80 Europa realiza avances importantes en el desarrollo de herramientas democráticas que se traducen de modo distorsionado en la construcción de la Unión Europea.
Digo democráticas porque permitió la libre circulación de personas en todo su territorio y el libre juego de los Partidos Políticos, a la vez que logró elevar el estándar de vida de la población, eliminando los niveles de indigencia.
Digo distorsionado porque la Unión Europea se concibió fundamentalmente como una unión de mercados de capital, a la postre gobernados desde el Bundesbank.
Esta situación se mantuvo sin grandes variaciones durante la década de los ’90 y hasta el principio de este milenio, en la que Europa parecía “blindada” a las diversas crisis internacionales.
Poco a poco y a partir de esa conducción económica netamente neoliberal, se fueron introduciendo elementos cada vez más reaccionarios: pactos económicos que perjudicaban cada vez más a las naciones más pobres del Continente que habían sido introducidas a la esfera del Euro, a la vez que la inclusión de éstas en pactos militares comandados por los Estados Unidos (OTAN).
Europa, que durante las primeras décadas que describimos se vio beneficiada de su propia política imperialista a través de las multinacionales europeas que desarrollaron su acción expoliadora en diferentes países del mundo subdesarrollado, fue así consolidando su “Estado de Bienestar”. En España, léase Repsol, Telefónica, etc.
El desarrollo de sistemas bipartidistas en la totalidad de los países de la Unión Europea no es ajeno a esas políticas, que en España se estabilizaron con el primer gobierno PSOE.
Tras la muerte de Franco tiene lugar la “transición” incompleta, digo incompleta ya que fue el resultado de un pacto (el de La Moncloa) entre los sectores reaccionarios y otros más liberales para lograr gobernabilidad en un país movilizado donde las grandes mayorías reclamaban más democracia, a los efectos de “no tocar” a los herederos del franquismo.
La socialdemocracia, abandonada ya desde el principio del Siglo XX su tradición revolucionaria, se unió voluntariamente y sin reparos a este pacto.
En cuanto al PCE, ya divorciado de Moscú, y volcado por entero al europeísmo, terminó haciendo lo mismo.
Por otra parte, la Perestrika y la Glasnost que fueron por un lado avances democráticos en la Rusia ex-soviética y luego ex-estalinista, también ocultaba su aspecto reaccionario, permitiendo posteriormente la entrada de ese país a la órbita capitalista y terminando con la llamada “Guerra Fría” que transformó, dentro de Europa a muchos países en fabricantes y traficantes de armas.
La caída del muro de Berlín y la reunificación, vieja consigna democrática del Estado Alemán, a pesar de los costes económicos de la misma, representó para ese país irse transformando en los años posteriores en el estado más poderoso de la nueva Europa, motivo por el cual su banca financiera privada, el Bundesbank, logró así un puesto preponderante en la economía del Continente.
En todo el período que va de las posguerra a la actualidad, se va produciendo un proceso de concentración mundial del capital que explica fácilmente los cambios que se han ido produciendo.
Desde las políticas keynesianas llevadas a cabo durante el Plan Marshall y años posteriores, que a la vez que ayudaron a reconstruir la economía europea, la alejaron de cualquier posible fenómeno revolucionario que acercara algún país a la órbita rusa, esa concentración del capital financiero a nivel mundial fue haciendo variar, primero lentamente, y luego cada vez a mayor velocidad, los conceptos y procederes económicos.
La presión del capital financiero cada vez más concentrado, a la vez que más alejado de fomentar un crecimiento productivo sano, hizo abandonar a los principales partidos políticos del bipartidismo, primero a los de centro derecha, y luego a los de centro izquierda, cualquier ilusión de keynesianismo para tirar abajo cualquier barrera que se interpusiera en el objetivo de los mercados de capitales en llegar a su objetivo final cual es el gobierno mundial.
Volvamos a España ¿Qué pasó con los viejos ideales republicanos?
El Movimiento Republicano, derrotado por la dictadura de Franco con la ayuda de los fascismos alemán e italiano y de la Iglesia Católica, el beneplácito de Occidente que veía más peligrosa una España revolucionaria que una España fascista y la reticencia de Moscú en pleno estalinismo con su política contrarevolucionaria del “socialismo en un solo país” precipitaron la pérdida de la República en España.
Sepamos reconocer que la República tuvo grandes dificultades en la elaboración de políticas que conformaran a todos. Las diferencias entre socialistas, comunistas y anarquistas provocaban permanentes enfrentamientos internos que facilitaron en pocos años la aparición del fenómeno fascista como reflejo político de los sectores más reaccionarios.
Así, tras la pérdida de la Guerra Civil y el genocidio llevado a cabo por una de las dictaduras más crueles y sanguinarias en la historia de la Humanidad, el movimiento republicano se vio diezmado, subyugado, o relegado a la emigración a diversos países. Muy pocos republicanos pudieron continuar viviendo en medio del horror fascista.
Volviendo a la transición podemos entender ahora cómo los principales traicionados por los firmantes de los Pactos de la Moncloa, fueron los ideales republicanos, con la reimplantación de la Monarquía.
¿Que fue sucediendo a partir de ese momento con los Republicanos españoles?
Los socialistas, por lo general, abandonaron su republicanismo para acomodarse a su nueva situación de “súbditos”
Gran parte de los comunistas hicieron lo propio, tras alinearse en las huestes de su líder histórico Santiago Carrillo, cuya firma en los pactos, si bien no era indispensable para el resto de los firmantes, les brindó la estabilidad necesaria para establecer la monarquía. A la vez que constituyó una traición contra el republicanismo.
¿Quienes fueron quedando entonces en el movimiento republicano español? Mayoritariamente los anarquistas, para quienes, cualquier cambio en el mundo que no desemboque inmediatamente y sin pasos intermedios a la consecución del anarquismo como forma política es contrario a sus principios. Y en ese sentido, su largo aislamiento político los ha hecho volverse cada vez más fundamentalistas.
También forman parte de ese movimiento republicano una porción no desdeñable de otro de los grandes perseguidos por el franquismo: los masones.
La masonería, que no abandonó nunca los tres grandes principios de la Revolución Francesa: Libertad, Igualdad y Fraternidad, han estado y continúan estando, por regla general, en oposición a la desigualdad que implican los sistemas monárquicos de gobierno.
Hasta ahora, sólo hemos desarrollado un pequeño esquema histórico que nos permite llegar a la actual década. Pero aún falta desarrollar un par de aspectos.
El derrotero económico de los Estados Unidos a partir del Gobierno Keneddy, cuyo asesinato tuvo como causa y consecuencia el abandono del Patrón Oro por parte de la Reserva Federal, principal banco privado de ese país y emisor de moneda, “curiosamente” fue transformando a esa moneda sin respaldo, el Dólar, en el principal y casi excluyente patrón económico de intercambio comercial entre naciones, lo que catapultó la economía de ese país, que para asegurarse su supremacía comercial se transformó a la vez en la potencia militar y atómica más importante del planeta.
Así pasa a dominar gran parte de la economía mundial mediante guerras imperialistas y contrarrevoluciones en diversos países del Continente Americano (Plan Cóndor) con la imposición de dictaduras que respondiesen directamente a sus intereses. También en Medio Oriente, con el fortalecimiento y nuclearización del Estado de Israel como potencia aliada y favoreciendo a monarquías despóticas, movimientos integristas religiosos que no permitan el establecimiento de gobiernos democráticos con intereses nacionalistas que les permitan el desarrollo de economías independientes basadas en las riquezas de sus propios territorios y mediante guerras como la de Irak, o la que llevan a cabo actualmente en Siria pagando mercenarios y desde las bases de la Otan. Y en África, con la excusa del supuesto apoyo a movimientos democráticos de protesta, a derrocar mediante tácticas de guerra a gobiernos nacionalistas no genuflexos a sus intereses.
Pero tales políticas terminaron atentando contra el propio sistema de estados nacionales existentes hasta el momento (en realidad, otro de los objetivos del capital financiero para llegar al gobierno mundial)
Por un lado se va produciendo un importantísimo flujo de capitales a los países de economías emergentes, como China, donde la mano de obra productiva y su posterior nivel de automatización hacen mucho más rentable la producción de bienes de consumo.
Así se comprende cómo los Estados Unidos sufren la mayor crisis de su historia, incluida la de 1930. Que tiene además un claro objetivo político: eliminar los últimos restos de políticas de tipo socialdemócrata en el gobierno Obama, y más aún, su reemplazo por un gobierno que responda directamente y sin disimulos a sus los intereses financieros, como el de Rajoy en España.
Todo este sistema de dominación económica que por un lado fomenta la economía productiva, pero por otro la vuelve esclava del capital financiero, elevando artificialmente los precios de los bienes producidos (amén de producir productos basura que duren poco para reproducir el ciclo), produce inevitablemente dos efectos opuestos. Por una parte una gigantesca corrupción en la política para que sea genuflexa a sus intereses, y por otra una enorme oposición de las masas, comparativa y objetivamente mucho más pobres que en ningún otro momento de la historia humana respecto de círculos donde tener cien millones de dólares es ser un pobre piojo.
Por ello, por la destrucción de la política partidaria como herramienta para oponerse a la extrema desigualdad, surgen en muchos países movimientos, más o menos espontáneos desde distintos sectores de la sociedad que no se sienten representados por ella. Así se entienden la aparición de fenómenos diversos, como la Primavera Árabe, Syriza en Grecia, o el 15M en España.
Los medios de comunicación, como en las peores pesadillas de George Orwell, casi totalmente dominados por el capital financiero internacional, están pagados para deformar la realidad y presentarnos a tales movimientos, así como a gobiernos nacionalistas, como enemigos de la humanidad.
A la vez esos poderes procuran deformar, infiltrar y cooptar a esos movimientos para neutralizarlos.
Frente a la aparición de esos nuevos movimientos de jóvenes que ven rápidamente evaporarse su presente y futuro en esa nueva España empobrecida rápidamente por la voracidad del capital financiero a raíz de la burbuja inmobiliaria por ellos provocada, pero que, tras años de bienestar económico por lo general no comprenden cómo de repente son despojados de todo aquello que hasta ayer disponían, y careciendo de una formación política que les permita comprender los fenómenos macroeconómicos reales, aparecen entonces el descontento y a protesta espontánea.
¿Cual debería ser entonces el papel a jugar por los republicanos españoles?
Por lógica, por tradición de lucha, por su casi completa exclusión de la política partidaria a partir de los Pactos de la Moncloa supondríamos que ponerse a la cabeza, o al menos colaborar con estos grandes movimientos que aglutinan cada vez a sectores más numerosos de la sociedad española, expoliados en su conjunto por el capital financiero con la complicidad del gobierno reaccionario de Rajoy.
Con más razón que estos nuevos movimientos, que al vez generan y nacen de grandes movilizaciones, por lo general abrazan el republicanismo, debido al rechazo al nivel de corrupción al que ha llegado la monarquía (Urdangarín, etc.) y al descarado apoyo de ésta al actual Gobierno.
Sin embargo, muchos de los viejos republicanos continúan sin ver en estos nuevos movimientos, que fundamentalmente exigen una mayor democracia y justicia social, el nacimiento de un nuevo republicanismo mucho más actual y cercano a la realidad.
Por otro lado reaparecen, alimentados económicamente desde el poder como arma de choque ilegal contra estos movimientos, los grupos fascistas, que reclaman mayor “orden” y, frente al desprestigio de los partidos políticos, la desaparición de éstos. A río revuelto, ganancia de pescadores. Y además con la carnada paga.
Esa incomprensión por parte del viejo republicanismo de estos nuevos fenómenos, está causada fundamentalmente por los métodos de análisis de la realidad de la ideología anarquista (que ve en todo cambio social que no conduzca inmediatamente al anarquismo, un enemigo del mismo), logra que muchos de ellos militen activamente contra esos movimientos, en lugar de hacerlo contra los causantes que ellos se produzcan y haciendo, a pesar de su mutuo odio, trinchera común con los fascistas.
Me faltó encarar el papel de los diferentes sindicatos: UGT y CCOO, tras los largos años de inmovilismo que les permitió la comodidad del “Estado del Bienestar”, su ligazón a los partidos políticos del Régimen, su burocratización y la comodidad de su atornillamiento a las poltronas de la dirigencia, recién ahora han comenzado, por la presión de sus bases trabajadoras que se ven perdiendo todo, a ponerse tímidamente en movimiento.
La huelga y marcha mineras, que debería haberse traducido ya en ese momento en una huelga general por tiempo indeterminado , convocada por los sindicatos para torcer el brazo a la gran patronal, recién para mediados de septiembre y “pasadas las vacaciones” éstos decretan un día de movilización.
Los sindicatos anarquistas, de mucho menor peso cuantitativo en el sindicalismo español, tampoco han demostrado hasta el momento mayor interés que los primeros, impulsados por el principio de “unidad de acción”
Y así están las cosas. Se producen movilizaciones masivas en el Estado Español como las del 19J en las que varios millones de personas protestaron pacíficamente en más de 80 ciudades y los sindicatos, ausentes sin aviso. En cuanto a los partidos políticos, con la honrosa excepción a título personal de algunos políticos opositores, asimismo ausentes sin aviso.
Republicanos, por los motivos anteriormente expresados, institucionalmente como tales, también ausentes, a pesar que la tela morada se hubiese agotado en las tiendas.
¿Es que nos hemos transformado en un grupo reaccionario que en los hechos le hace el juego a la política del gran capital financiero y a la Monarquía?
Desgraciadamente, y por lo que se ve hasta el momento, parece que sí.

Carlos E. Fernández Aagaard
Español, canario por adopción, miembro del Centro Español de Acción Republicana de Rosario (Argentina) – A título personal.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | 2 comentarios

Denuncia penal contra Gobierno Rajoy

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario